Arte en el cine | Art in the movies

 

(English follows)

Ileana Peña Cid, Ciudad de México | Miércoles 11 de abril 2018

Conocemos el término que el cine es el séptimo arte, pero es importante diferenciar entre el cine de arte y el arte en el cine.

Ya que son dos acepciones muy diferentes, aunque ambas disciplinas muestran influencias mutuas a través de un centenar de artistas y cineastas. El arte y el cine, tienen más de 120 años de intercambio creativo del que hemos y seguiremos siendo testigos.

Las y los directores de cine, así como los artistas plásticos, cuidan la composición hasta el extremo, cada objeto que aparece en pantalla, así como en el canvas ha sido seriamente considerado, ya sea para describir a los personajes que representan, como para contextualizar sobre la situación social, histórica y económica de los mismos. O para enviarnos mensajes sutiles, que únicamente un grupo de personas podrán descifrar.

Se podría decir que los cineastas pintan en movimiento y han inspirado muchas de sus escenas en las creaciones de otros maestros.

En este sentido, son tres las vertientes de las que quiero hablar:

1000x1428x2.jpg

1.     Películas que tratan de la vida u obras específicas de artistas: Estas son muy obvias, sabemos que vamos a ver la historia de un artista en particular, conocer sobre su vida, el contexto histórico, su proceso creativo, por mencionar algunas:

·      Frida, dirigida por Julie Taymor, protagonizada por Salma Hayek, estrenada en 2002, trata de sobre la vida de la famosa pintora mexicana Frida Kahlo;

·      Modigliani, dirigida y escrita por Mick Davis, protagonizada por los actores Andy García y Elsa Zylberstein, estrenada en 2004, está basada en la vida de artista Amedeo Modigliani;

·       Gustav Klimt, dirigida por Raoul Ruiz, protagonizada por John Malkovich, estrenada en 2006, Retrato del artista austríaco Gustav Klimt.

O sobre una obra en específico:

·      La joven con el arete de perla, dirigida por Peter Webber y protagonizada por Colin Firht y Scarlet Johanson, se estrenó en 2003.

Cuenta la historia alrededor de la creación de la pintura que lleva el mismo nombre que la película, por el pintor holandés Johannes Vermeer en el siglo XVII. 

·      La Dama de Oro, dirigido por Simon Curtis, protagonizada por Helen Mirren, se estrenó en 2015.

Cuenta la historia de la legítima heredera de la obra del artista Gustav Klimt, robado por el régimen nazi en Viena, durante la segunda guerra mundial.

2.     Películas que recrean escenas que se parecen a una obra de arte.

Este es una gran herramienta que muchos cineastas utilizan para enviar mensajes muy sutiles al espectador y que muchas veces dejamos pasar de largo.

Por poner un ejemplo, Pedro Almodóvar hace referencias visuales a cuadros de pintores como Edward Hopper, Roy Lichtenstein, David Hokney. Obras surrealistas de Salvador Dalí, Rene Magritte  o con una fuerza femenina fuerte con obra de Louis Burgoise (La piel que habito, 2011).

3.     Utilizar obras de arte para ambientar espacios. Muchos directores escogen pinturas famosas o de artistas famosos para que aparezcan en el fondo de una escena, enviándonos mensajes sobre las pasiones, sentimientos y personalidades de los protagonistas; para hacer referencia a la capacidad económica, estatus social; o por último para ubicarnos en un momento histórico.

Es un recurso ingenioso, sutil, sofisticado y sobre todo muy culto, que escogen las/los directores de cine para enviar un mensaje más profundo, que únicamente los espectadores con gusto por el arte lograrán captar.

Incluso actualmente, con las imágenes generadas por computadora que permiten a los directores de cine crear escenas cada vez más impresionantes, la tarea fundamental de ambientar un set de filmación, aún requiere trabajar con artistas reales y gestores culturales que conozcan las leyes de derechos de autor.

Para cualquier proyecto, encontrar obras de arte apropiadas que pertenezcan a los periodos históricos de la película o simplemente que generen un diálogo interesante con los protagonistas y trama de la cinta, necesitan de la autorización legal para aparecer en la pantalla, lo que puede ser un verdadero reto.

 La mayor parte de la gente no sabe que aunque se pueda ser propietario de una obra de arte, no significa necesariamente que se tengan los derechos fotográficos para grabar y reproducir la pieza. Por los mismo, es importante cuando se adquiere una obra de arte que se establezca en el certificado de autenticidad qué derechos patrimoniales se están adquiriendo con ella.

De acuerdo a la Ley Feredal de Derechos de Autor, las obras de arte generalmente entran en el dominio público 100 años después de la muerte de un artista. Hasta ese momento, los artistas o sus herederos conservan los derechos de exhibición y uso del trabajo, y los cienastas deben pedir permiso, por escrito, para que las obras aparezcan en su película.

En muchas películas utilizan una porción pequeña e irreconocible del trabajo original, pero definitivamente que yo les recomiendo es es obtener un permiso.

Por otro lado, también le aconsejo a las y los cineastas que utilicen arte emergente en sus creaciones, acercándose a OTRA Art galería de arte actual, donde podrán rentar obra de artistas contemporáneos, encargándose la misma galería de obtener los permisos correspondientes.

Texto utilizado por Ileana Peña Cid, Gestora Cultural y Curadora de otra|Art para el programa de radio "Curaduría" de la estación Reactor 105.7 fm | Locutora: Maggie Horario: 6:00 a 8:00 am #Tornasol105