Gol en contra.jpg

Monica Matiauda

Decir que las mujeres no saben de fútbol es un comentario, que hoy, más que nunca, se encuentra fuera de lugar; y así lo demuestra Mónica Matiauda (1978), artista paraguaya, que a través de la fotografía conceptualiza en pintura el juego más popular del mundo, el fútbol.

Los fines de semana, regularmente se organizan las comidas familiares o de amigos, para ver los partidos nacionales; los más apasionados siguen también los torneos de las copas internacionales y, cada cuatro años, todos nos volvemos unos verdaderos pamboleros, siguiendo, hablando y apostando por los partidos del Mundial. Y son en estas ocasiones, cuando se escucha a todo pulmón el reclamo -¡Era fuera de lugar!-. Aunque no todos entendamos en su totalidad cuándo y porqué aplica esta falta.

La pintura de Mónica no pretende explicar el juego del balompié, el cual ha evolucionado en sofisticación técnica, tanto por indumentaria como por las normas y reglas que lo rigen dentro y fuera de la cancha, sino retratar, con gran destreza, el microcosmos social creado por jugadores y afición, donde destacan las figuras de los entrenadores y dueños de los equipos, quienes se hacen notar por sus actitudes prepotentes, propias de su estatus económico, que anteponen la posibilidad del negocio a la pasión del deporte.



MM en Montealban.JPG